A los equipos responsables y catequistas de encuentros bautismales:

Llegue a ustedes la gracia de aquel que bajando al Jordán santificó para siempre las aguas del Santo Bautismo.

Somos conscientes, como Junta Arquidiocesana, de que quienes en las parroquias y capillas ejercen el ministerio de la catequesis en el área bautismal, no siempre se sienten parte de los equipos parroquiales de catequesis. Y, dado el caso de que participen regularmente de las reuniones del equipo, nunca hay tiempo ni espacio para tratar los temas que a ustedes les urgen.

Tiempo atrás tuvimos un encuentro con varios catequistas de bautismo, donde pudimos constatar lo solos que están trabajando, la diversidad de material que están  utilizando, la divergencia en la cantidad de encuentros entre una parroquia y otra.

Esta situación nos preocupa y por eso es que deseamos en el ENARCA de este año brindarles un espacio de reflexión sobre la Pastoral Bautismal y ofrecerles un material más adecuado, a fin de que la Catequesis Bautismal se inserte en el gran marco sacramental de la Iniciación Cristiana con estilo kerigmático  y celebrativo.

Por otro lado la Catequesis Bautismal no debe ser algo “suelto” en la comunidad parroquial, sino que debe estar dentro de la Pastoral Parroquial, y concretamente de la Pastoral Bautismal. Pastoral que comienza, por ejemplo, con la bendición de las embarazadas, continúa con el trato afable y amigable de la familia cuando vienen a inscribir a sus hijos a la secretaría parroquial y se prolonga hasta el momento de completar, en el seno de la comunidad, los Sacramentos de la Iniciación Cristiana (Confirmación-Eucaristía).

            En los números 48 al 50 de Líneas Pastorales para la Evangelización (L.P.N.E.) los obispos de Argentina nos dan una serie de propuestas que los equipos parroquiales de esta catequesis deberán tener en cuenta.

            El Documento de Aparecida nos invita a retomar en profundidad la “Iniciación Cristiana” (cf. D.A. 286-294). Vemos este acercamiento de los padres y padrinos, con ocasión del Bautismo de sus hijos y ahijados, como un momento privilegiado para anunciar el kerygma. Es decir, que esta catequesis no sea solamente para trasmitir conocimientos doctrinales sobre el Bautismo, sino como la presentación viva de la persona de Jesús y de su Proyecto del Reino de Dios. Por tanto, al ser anuncio del kerygma más que catequesis propiamente dicha, habría que ver si se le deja este nombre de “Catequesis Bautismal” o es más conveniente llamarla “Encuentros Bautismales”.

            A fin de que podamos como iglesia diocesana empezar a respirar todos juntos este modelo kerigmático de encuentros bautismales, los invitamos a participar especialmente del ENARCA que se llevará a cabo el domingo 24 de agosto a partir de las 8:30 hs en la Sala Garay del Colegio Inmaculada Concepción. En el horario de 14:00 a 15:30 hrs el Padre Claudio Castricone, responsable del área adultos de la Junta Nacional de Catequesis disertará sobre el tema y les presentará todo el material que estará a disposición de ustedes, a fin de que puedan empezar a trabajarlo en sus respectivas comunidades.

           

          JUNTA ARQUIDIOCESANA DE CATEQUESIS